Información de la revista
Vol. 78. Núm. S1.
Páginas 96-97 (Agosto 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 78. Núm. S1.
Páginas 96-97 (Agosto 2013)
HÍGADO I
DOI: 10.1016/j.rgmx.2013.06.029
Open Access
Esteatosis y esteatohepatitis no alcohólica
Steatosis and non-alcoholic steatohepatitis
Visitas
...
E.R. Marín-Lópeza,??
Autor para correspondencia
e_marin@prodigy.net.mx

Autor para correspondencia. Acacias Central No. 4, Col. Bosques de Angelópolis. Puebla, Pue. C.P. 72810. Tel.: +(222) 225 2195.
, N.M. Marín-Renteríab
a Hospital Ángeles Puebla. Puebla, Pue
b Hospital para el Niño Poblano. Puebla, Pue
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Introducción

El hígado graso no alcohólico (HGNA) representa a un heterogéneo grupo de alteraciones caracterizadas por la presencia de grasa-esteatosis, inflamación-esteatohepatitis (EHNA), fibrosis y cirrosis hepática. La prevalencia se ha incrementado con el aumento de obesidad y se predice como la principal causa de enfermedad hepática en 20201.

AASLD Factores que influyen en el desarrollo y progresión de HGNA

El HGNA sin cirrosis es una entidad que incrementa el riesgo de carcinoma hepatocelular (CHC), sin embargo la magnitud de este problema no ha sido analizada a nivel de poblaciones de riesgo. Rahman e Ibdah2 en Estados Unidos compararon pacientes con HGNA con y sin CHC con otros factores de riesgo de CHC (infecciones y alcohol). Los pacientes con más de un factor de riesgo fueron excluidos. De 17,895 casos de CHC, 2,863 (16%) tuvieron HGNA, 1,832 (64%) cirrosis y 1,310 (36%) sin cirrosis. En este último grupo se observó mejor supervivencia. Estos hallazgos implicaron: prevención, diagnóstico y vigilancia. La calidad y cantidad de grasa liberada al hígado en la patogénesis de HGNA y EHNA no es muy clara. Con el objetivo de investigar la carga de ácidos grasos no esterificados en pacientes con HGNA3 se administró una carga oral específica en pacientes no obesos sin síndrome metabólico y en controles. Interesantemente se encontró que los pacientes con HGNA tuvieron un aumento en los niveles de triglicéridos, reducción de niveles de apoproteína B 48 y ApoB 100 con absorción intestinal defectuosa, patrones observados de ácidos grasos saturados y no saturados e incremento de actividad lipolítica en tejido adiposo, alteraciones todas que contribuyen a la progresión de HGNA.

El consumo de café en pacientes con hígado graso no alcohólico ha sido considerado como un factor protector y ha sido implicado en la no progresión de la enfermedad. Un estudio multicéntrico4 exploró la relación entre el consumo de café y la resistencia a la insulina en relación a la progresión histológica. Observaron que pacientes con HGNA y baja resistencia a la insulina tienen bajo riesgo de fibrosis avanzada.

La variación genética predispone a HGNA a través de diferentes generaciones. Este estudio mostró variantes genéticas múltiples que predisponen a HGNA a través de descendientes, especialmente en mexicanos y afroamericanos principalmente genes PNLA3 y GCKR5.

El papel de la flora intestinal no había sido evaluado. Éste es el primer estudio que evalúa el papel de la microbiota intestinal y HGNA6. Estudian 3 grupos: EHNA, esteatosis simple y controles sanos. Los pacientes con flora intestinal y EHNA son muy diferentes a los de esteatosis y evidentemente a controles sanos, una vez que controlan la dieta y obesidad. Si estos estudios son confirmados o replicados, las implicaciones terapéuticas son un objetivo claro en EHNA.

AGA Hepatología pediátrica, esteatosis y esteatohepatitis; avances en imagen y tratamiento

El riesgo de progresión de la enfermedad es más alto en niños que en adultos debido a una mayor penetrancia genética.

Este estudio piloto demostró en niños hispanos una relación significativa entre locus específicos que juegan un papel importante en la patogénesis de la enfermedad y su posible identificación temprana en niños con HGNA7. Los pacientes asintomáticos con esteatosis simple tienen mayor riesgo de enfermedad coronaria. Utilizando la tomografía no contrastada vs. imágenes convencionales demostraron que los pacientes con esteatosis simple tienen mayor enfermedad coronaria comparado contra el estudio convencional de riesgos de Framingham8. Un estudio de componentes volátiles en la prueba de aliento, se constituyó como una herramienta no invasiva en niños con HGNA. El grupo de la Cleveland Clinic evaluó si existe una vía fisiopatológica que explicara su relación con la HGNA9. La elastografía por RMN y el US tipo ARFI son dos estudios con ciertas ventajas sobre Fibro-Scan que son dignos de mención.

El tratamiento del HGNA y sus diferentes espectros no ha mostrado cambios radicales desde hace un año.

Se discutieron los diferentes tratamientos para el HGNA y en un foro de HGNA y EHNA, Paul Angulo mostró en forma detallada el papel de los diferentes tratamientos y su potencial beneficio; este autor concluyó que no existe a la fecha un tratamiento efectivo que no sea la prevención con cambios en el estilo de vida, dieta y ejercicio.

Financiamiento

No hubo financiamiento para la realización de este trabajo.

Conflicto de intereses

Los autores no tienen conflicto de interés, en relación con el artículo que se remite para publicación.

Bibliografía
[1]
S. Bellentani, M. Marino.
Epidemiology and natural history of non-alcoholic fatty liver disease (NAFLD).
Ann Hepatol, 8 (2009), pp. S4-S8
[2]
R.N. Rahaman, J.A. Ibdah.
Nonalcoholic fatty liver disease without cirrhosis is an emergent and independent risk factor of hepatocellular carcinoma.
[abstract] Hepatology, 56 (2012), pp. 97
[3]
L. Mezzabotta, F. Saba, C. Rosso, et al.
Metabolic handling of an oral fat load in NAFLD.
[abstract] Hepatology, 56 (2012), pp. 98
[4]
K. Bambha, L. Wilson, A. Unalp, et al.
Coffee consumption in NAFLD patients with lower insulin resistance is associated with lower risk of severe fibrosis.
[abstract] Hepatology, 56 (2012), pp. 99
[5]
E. Speliotes, R. Hernaez, M.F. Feitosa, et al.
Genetic variants predispose to nonalcoholic fatty liver disease across ancestries.
[abstract] Hepatology, 56 (2012), pp. 100
[6]
M. Mouzaki, B.M. Arendt, S.E. Fisher, et al.
Assessment of intestinal microbiota in non-alcoholic fatty liver disease.
[abstract] Hepatology, 56 (2012), pp. 101
[7]
J.E. Lavine, N.P. Chalasani, X. Guo, et al.
Novel genetic loci associated with steatohepatitis and fibrosis in Hispanic boys with nonalcoholic fatty liver disease.
[abstract] .Gastroenterology, 144 (2013), pp. S946
[8]
R. Chhabra, H. Patil, A. Ansari, et al.
Hepatic steatosis is an independent and a strong predictor of coronary artery disease in asymptomatic patients, beyond that expected from conventional Framingham risk factors and metabolic syndrome.
[abstract]. Gastroenterology, 144 (2013), pp. S946-S947
[9]
N. Alkhouri, F. Cikach, K. Eng, et al.
Analysis of breath volatile organic compounds as a noninvasive tool to diagnose nonalcoholic fatty liver disease in obese children.
[abstract]. Gastroenterology, 144 (2013), pp. S948
Copyright © 2013. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas