Información de la revista
Vol. 76. Núm. S1.
ECOS Internacionales 2011
Páginas 53-56 (Agosto 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 76. Núm. S1.
ECOS Internacionales 2011
Páginas 53-56 (Agosto 2011)
Acceso a texto completo
Probióticos
Probiotics
Visitas
...
Jaime de J. Aguilera-Carreraa
a Hospital de Especialidades M??dicas de la Salud
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

??  Definiciones

* Disbiosis: Desequilibrio cualitativo y cuantitativo de la microbiota.

* Microbiota: Conjunto de microorganismos relacionados por lo general con tejidos sanos (piel, mucosas, etc.) del cuerpo humano, de forma más o menos permanente y en algunos casos con funciones específicas.

* Prebiótico: Ingrediente de los alimentos que puede mejorar la salud al modular la microbiota.

* Probiótico: Microorganismo vivo que al administrarse en forma adecuada regula la homeostasis intestinal y le confiere beneficio a la salud del huésped.

* Simbiosis: Probiótico en acción conjunta con un prebiótico.

??  Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

La microflora (Clostridium y Eubacterium) deshidroxila los ácidos cólico y quenodesoxicólico (AQDC), que dan origen los ácidos desoxicólico y litocólico, respectivamente. En los pacientes con colitis ulcerativa crónica idiopática (CUCI) aumenta el AQDC y disminuye mucho el desoxicólico, estos cambios no dependen de la actividad ni de la extensión de la enfermedad. Shinji Sato y colaboradoress1 lograron restaurar la microflora que interviene en la deshidroxilación en los pacientes con colitis distal, pero no en los que sufren pancolitis en remisión al agregar el probiótico Clostridium butyricum miyairi al tratamiento con mezalasina o 5-aminosalicilatos (5-ASA).

El receptor de vitamina D (RVD) es un receptor nuclear con diversas funciones de la vitamina D, regula la colonización bacteriana, la estructura de las uniones firmes, las acciones antiinflamatorias y la homeostasis intestinal. Sonia Yoon y colaboradores2 detectaron un aumento de la expresión proteica en la expresión de genes blanco de RVD y de la actividad transcripcional del RVD en cultivos celulares epiteliales colónicos humanos después de una hora de tratamiento con Lactobacillus rhamnosus y Lactobacillus plantarum. Determinaron que la vida media del RVD es de 8 h y lograron protección clínica e histológica antiinflamatoria contra la Salmonella en ratones salvajes, pero no en los que carecen de RVD.

Se ha documentado la disbiosis en la enfermedad de Crohn (EC), por lo que Marie Joossens y colaboradores3 estudiaron el efecto de la oligofructuosa enriquecida con inulina (OFI) sobre la composición de la microbiota colónica en pacientes con EC inactiva, con actividad leve o moderada en un estudio doble ciego en el que 34 pacientes recibieron OFI y 33 placebo en forma aleatoria. En el primer grupo aumentó la cifra de B. longum de 8.3 a 8.7 log/10 g (p = 0.03) y el R. ganabus se redujo de 8.8 a 8.1 log/10 g (p = 0.03) y se observó una correlación positiva del aumento de B. longum con la mejoría de la actividad (p = 0.02). En el grupo placebo no se registró cambios significativos en la actividad de la enfermedad ni en la microbiota después de cuatro semanas de tratamiento.

Aunque el empleo de simbióticos (probiótico + prebiótico) ha sido útil como parte del tratamiento de la EII en adultos, en el estudio que efectuaron Hansen y colaboradores4 con 23 niños de 7.8 a 16.6 años de edad, sólo tres de los primeros 17 terminaron el estudio debido a la escasa tolerancia del prebiótico y aun al modificar el esquema apenas dos de los seis últimos completaron el estudio.

??  Cáncer colónico

Félix Araujo-Pérez y colaboradores,5 en su estudio de casos y controles, investigaron la relación entre adenomas, la expresión local de mRNA de citocinas y los perfiles de bacterias adherentes. Seleccionaron a 87 sujetos con colonoscopia normal (controles) y 80 (casos) con adenomas; de éstos, casi todos eran hombres, con mayor relación cinturacadera, mayor expresión genética de IL-10 y riesgo significativamente menor de adenomas (OR, 0.46; 95% CI, 0.2-0.9). Los "casos" tenían más Firmicutes (p = 0.02), Cyanobacteria (p = 0.04), Acidovorax, Cloacibacterium, Acinetobacter y Lactobacillus, así como menor abundancia de Streptococcus. El aumento local de la expresión de IL-17 e IL-23 se correlacionó en forma positiva con la diversidad bacteriana en los casos (r = 0.38, p = 0.07; r = 0.34, p = 0) pero no en los controles (r = -0.13, p = 0.4; r = -0.03, p = 0.8). El incremento de IL- 17 y la expresión de IL-23 se vincularon con abundancia de Lactobacillus y Helicobacter.

Los autores mencionan que sus hallazgos sugieren que la mayor inflamación local se relaciona con la disbiosis bacteriana y puede contribuir a la etiología del cáncer colorrectal.

??  Diarrea posradiación

El epitelio del intestino delgado es muy sensible a la radioterapia empleada en el tratamiento del cáncer abdominal y rectal y el grado de afección se vincula con la dosis de la radioterapia con medidas profilácticas limitadas para reducir el riesgo de las complicaciones. Matthew A. Ciorba y colaboradores6 concluyeron que al administrar en forma profiláctica Lactobacillus GG (LGG), l. casei y l. acidophilus a ratones de ocho semanas mediante una sonda durante tres días, antes de la radiación de todo el cuerpo, mejoró dos veces (p < 0.01) la supervivencia de la cripta del yeyuno e íleon, el daño epitelial por apoptosis celular y la reparación; la eficacia fue similar con un compuesto disponible en forma comercial, a diferencia de una cepa de Bifidobacterium que no ofrece ningún beneficio.

??  Colitis microscópica

En Kurdistán, provincia iraní, la incidencia de colitis microscópica es elevada. Amir Taheri y colaboradores7 incluyeron a 52 pacientes con colitis linfocítica y seis con colitis colagenosa en un estudio doble ciego controlado con placebo en el que todos recibieron 1 mg/día de loperamida, 25 con placebo y 27 con probióticos (Lactobacillus rhamnosus Rosell-11, Lactobacillus acidophilus Rosell-52, Bifidobacterium longum Rosell-175, Lactococcus lactis Rosell- 1058, Bifidobacterium breve Rosell-70). En los sujetos con colitis linfocítica, tratados con probiótico, el dolor y la frecuencia de las evacuaciones se redujeron de manera significativa (p < 0.001), pero la diferencia no fue tan notoria en los pacientes con colitis colagenosa. No hubo complicaciones.

??  Colitis infecciosa

En modelos de colitis con ratones, los niveles de citocinas proinflamatorias y los macrófagos M1 (proinflamatorios) aumentan. Cuando predominan los macrófagos M2 (antiinflamatorios) se reduce la inflamación. Algunos probióticos como Lactobacillus plantarum (Lp) han demostrado reducir la inflamación in vitro al reducir las citocinas proinflamatorias de macrófagos mediante factores bioactivos secretados en medios acondicionados (Lp-CM). Michelle Taylor y colaboradores8 obtuvieron macrófagos de la cavidad peritoneal, el bazo y la médula ósea de ratones infectados con Salmonella. En los tratados con Lp-CM se observó una disminución de las citocinas proinflamatorias (TNF, IL-6 y IL-12) y aumento de la liberación de citocinas antiinflamatorios (IL-10) en comparación con macrófagos de ratones infectados con Salmonella tratados con vehículo. David y colaboradores9 investigaron la capacidad del tratamiento con una combinación de los probióticos Lactobacillus helveticusR0052 y L. rhamnosusR0011, administrados antes, al inicio o tres a seis días después de infectar a ratones con C. rodentium (108 CFU en 0.1 ml), una bacteria patógena no invasiva, genéticamente relacionada con los patógenos humanos E. coli enteropatógena y E. coli enterohemorrágica O:157 H:7. La preadministración y coadministración del probiótico tuvo la misma eficacia sobre la hiperplasia colónica epitelial y la disfunción de la barrera. Los probióticos también incrementaron la transcripción de la interleucina 10, una citocina antiinflamatoria; en los tres grupos (preinfección, coinfección y posinfección) aumentó el FOXP3 (un marcador de regulación de las células T). La infección con C. rodentium incrementó el número de enterobacteriaceae y E. rectale y redujo el número de Lactobacilli/Lactococci presente en la microbiota normal; estos cambios se normalizaron en el grupo que tomó pretratamiento; se concluyó que los probióticos pueden prevenir y tratar la infección.

Yuying Liu y colaboradores10 indujeron colitis necrosante (CN) en cinco grupos de ratas neonatales para probar la capacidad del probiótico DSM 17938 de reducir la inflamación y modular la respuesta inmunitaria para prevenir la CN. En el grupo con DSM 17938 aumentó la sobrevida (n = 38) en forma significativa comparada con el grupo sin probiótico (n = 46) (p < 0.0001). La incidencia y la gravedad de la CN disminuyeron con la administración de DSM 17938. El incremento de las cifras de citocinas de TNF-(IL-1) e IL-13 en el intestino de las ratas recién nacidas se redujo de manera significativa.

??  Síndrome de intestino irritable (SII)

Los estudios en animales y seres humanos han mostrado que los probióticos mejoran varios síntomas funcionales gastrointestinales. Uno de los mecanismos demostrados en animales consiste en aumentar la expresión de los receptores opioides en la mucosa intestinal, con lo cual disminuye el dolor. Yehuda Ringel y colaboradores11 incluyeron a 17 mujeres caucásicas de 18 a 70 años con dolor abdominal leve a moderado y las sometieron a sigmoidoscopia con biopsias colónicas antes y 21 días después del tratamiento con los probióticos LNCFM y B-LBi07. La expresión de los receptores opiáceos de la mucosa aumentó 39 veces después del tratamiento con L-NCFM (p = 0.0313) y 10 veces más con la monoterapia de L-NCFM en comparación con la combinación L-NCFM y BLBi07 (p = 0.022). Los anticuerpos monoclonales por inmunohistoquímica también aumentaron, pero sólo con el mismo probiótico. Los autores mencionan que ésta es la primera evidencia en seres humanos de que un probiótico actúa sobre la vía del dolor mediada por opioides.

Thijssen y colaboradores12 efectuaron un estudio aleatorio, controlado y doble ciego para investigar el efecto de Lactobacillus casei Shirota sobre los síntomas en pacientes de 18 a 65 años con criterios de Roma II para el diagnóstico de SII; 39 recibieron el probiótico y 41 placebo. El grupo del probiótico mostró una mejoría significativa respecto del placebo para malestar (34 ± 7% vs 12 ± 9%), flatulencia (33 ± 7% vs 7 ± 10%) y puntuación total de síntomas (33 ± 7% vs 10 ± 9%) (todos con p = 0.05), pero sin mejoría significativa del dolor (33 ± 12% vs -17 ± 25%, p = 0.10) y promedio de puntaje de síntomas (34 ± 7% vs 13 ± 8%, p = 0.06). El análisis de regresión logística mostró una posible interacción con los síntomas. En los hombres hubo una mejoría significativa para cada uno de los puntajes de síntomas mientras que en mujeres no influyó en ningún síntoma.

Los mismos autores13 investigaron en un estudio simultáneo el efecto de cepas de Lactobacillus casei Shirota (LcS) sobre la percepción visceral: urgencia y dolor rectal en pacientes de 18 a 65 años de edad con criterios de Roma II de SII en un estudio aleatorio, doble ciego, controlado con placebo (ambos suministrados por Yakult Europa, Almere, NL). Veintiuno de los 80 pacientes del estudio principal aceptaron participar: 8 (5 mujeres; 40 ± 16 años) con probiótico y 13 (7 mujeres; 43 ± 12 años) con placebo. La capacidad rectal no fue diferente. Con el probiótico, la percepción de urgencia durante la mayor presión disminuyó de manera significativa (32-40 mmHg) en la semana ocho comparada con la semana 0 (de 65 ± 27 mm a 53 ± 23 mm, p < 0.05), en contraste con el grupo de placebo que no mostró diferencia. La escala de dolor con alta presión no fue diferente entre los grupos.

La actividad de la proteasa serina fecal (APSF) es un factor luminal que aumenta en los pacientes con SII-D e incrementa la sensibilidad en ratones cuando se les infunde en forma intracolónica. En 2008, Kajander y colaboradores describieron que el tratamiento con la combinación de probióticos estabilizó la microbiota y mejoró en forma significativa los síntomas de SII. Hanna Keränen y colaboradores14 estudiaron el efecto del tratamiento con probióticos; sólo en los pacientes con SII-D disminuyó en forma significativa la APSF pero no en los pacientes con SII-C o SII-A (p < 0.05) ni en los que recibieron placebo; la disminución de la APSF se correlacionó con la mejoría de los síntomas. Después emplearon ratones a los que les colocaron electrodos en los músculos abdominales para medir la actividad electromiográfica; la infusión intracolónica de sobrenadante fecal obtenido de los pacientes con SII-D que habían mejorado con los probióticos atenuó la sensibilidad colorrectal en forma significativa (p < 0.05) en comparación con el que se obtuvo antes del tratamiento (11% a 68% de reducción); el sobrenadante de los tratados con placebo no modificó la sensibilidad. Los autores concluyen que la disminución de la APSF tiene una sólida correlación con la mejoría de los síntomas de los pacientes con SII-D tratados con probióticos y puede ser un marcador útil para evaluar la eficacia de este tratamiento.

Para determinar el efecto del estreñimiento crónico (EC) y la motilidad colónica sobre la colonización bacteriana, Reddy y colaboradores15 efectuaron un estudio prospectivo en 20 pacientes con diagnóstico de EC de acuerdo con los criterios de Roma III; 12 de los pacientes tenían al menos una bacteria fuera de rango normal, 40% de los sujetos mostró retraso del tránsito colónico y 35% retraso del tránsito del intestino delgado; sólo un individuo experimentó retraso del tránsito en ambos intestinos. Los pacientes con inercia colónica sufrieron reducción significativa de Bacteroides, Lactobacillus y Bifidobacteria sp, así como de la cantidad total de bacterias aunque esto no fue significativo. El índice de la motilidad colónica se correlacionó en forma negativa con el total de Bifidobacteria sp. y el total de bacterias (r = -0.51, p = 0.011; y r =-0.54, p = 0.007, respectivamente). Estos resultados sugieren que a) la homeostasis de la microbiota se altera con el estreñimiento; b) en la inercia colónica disminuye la microbiota normal a expensas del sobrecrecimiento de otras bacterias.

En el estudio de Aguilera y colaboradores16, la disbiosis ocasionada por el uso de antibióticos tuvo poco efecto en la modulación intestino-cerebro que regula la respuesta endocrina y motora del colon de ratas sometidas a estrés mediante ayuno.


Correspondencia:

Hospital de Especialidades Médicas de la Salud. Av. Benito Juárez No. 1210-413, Col. Valle Dorado, San Luis Potosí, S.L.P.

Correo electrónico:jaimeslp@yaoo.com.mx

Bibliografía
[1]
Sato S, Nagai H, Hiroshi Morita H, et al..
Effects of probiotics on serum bile acids in patients with ulcerative colitis..
[2]
Yoon S, Wu S, Zhang Yg, et al..
Probiotic regulation of vitamin D receptor in intestinal inflammation..
[3]
Joossens M, De Preter V, Ballet V, et al..
Effect of oligofructose enriched inulin (of-in) on bacterial composition and disease activity of Crohn''s disease patients: results from a double-blind randomized controlled trial..
[4]
Hansen R, Mahdi G, McIntyre K, et al..
Synbiotics for inflammatory bowel disease: useful in adults but problematic in paediatrics..
[5]
Araujo-Perez F, Sanapareddy N, McCoy AN, et al..
Mucosal adherent bacteria, inflammation and colorectal adenomas..
[6]
Ciorba MA, Riehl T, Rao S, et al..
Lactobacillus probiotic protects intestinal epithelium from radiation injury in TLR2/COX2 dependent manner..
[7]
Taheri A, Sadighi A, Nikkhoo B, et al..
Evaluation of effects and complicacomplications of probiotics in microscopic colitis, a double blind placebo control clinical trial..
[8]
Taylor M, Gambhir V, Noordhof C, et al..
Probiotic conditioned media induces an anti-Inflammatory macrophage phenotype in vivo and in vitro..
[9]
Rodrigues DM, Johnson-Henry KC, Sherman PM..
Efficacy of probiotics used for the prevention, intervention, or treatment of citrobacter rodentium-Induced colitis in mice..
[10]
Liu Y, Fatheree NY, Mangalat N, et al..
Lactobacillus reuteri DSM 17938 reduces inflammation in experimental necrotizing enterocolitis and Iincreases regulatory T cells in mensenteric lymph nodes..
[11]
Ringel Y, Goldsmith JR, Carroll IM, et al..
The probiotic bacteria Lactobacillus acidophilus NCFM® (L-NCFM) and Bifidobacterium lactis Bi-07 (B-Lbi07) increase expression of intestinal opioid receptors - first evidence in humans..
[12]
Thijssen AY, Jonkers D, Vankerckhoven V, et al..
A randomized, placebo con-A randomized, placebo controlled, double blind study to assess the efficacy of a probiotic dairy product sontaining Lactobacillus casei Shirota on symptoms in irritable bowel syndrome..
[13]
Thijssen AY, Jonkers D, Vankerckhoven V, et al..
Effect of probiotic treatment on visceral hypersensitivity in irritable bowel syndrome..
[14]
Keränen H, Theodorou V, Bueno L, et al..
Probiotic-mediated decrease of elevated serine protease activity in fecal supernatants of diarrheic IBS is positively correlated with an improvement of the symptomatology: a new biomarker in IBS probiotic treatment efficacy..
[15]
Reddy SC, Buchanan LA, Gray M, et al..
Delayed colonic transit is associated with a decrease of the normal predominant bacteria in the colon microbiota..
[16]
Aguilera M, Vergara P, Martinez V..
Antibiotic-Induced dysbiosis of the gut commensal microbiota does not affect the endocrine and colonic motor responses to stress in mice..
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.