Información de la revista
Vol. 79. Núm. 1.
Páginas 56-57 (Enero - Marzo 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 79. Núm. 1.
Páginas 56-57 (Enero - Marzo 2014)
Imagen clínica
DOI: 10.1016/j.rgmx.2013.05.003
Open Access
Obstrucción pilórica en un paciente con gastrostomía percutánea
Gastric outlet obstruction in a patient with percutaneous gastrostomy
Visitas
3858
A. Nunesa,
Autor para correspondencia
anasanunes@gmail.com

Autor para correspondencia.
, C. Santosb, J. Fonsecaa
a Gastroenterology Department, Grupo de Estudo de Nutrição Entérica (GENE), Enteral Feeding Team, Hospital Garcia de Orta, Almada, Portugal
b Grupo de Estudo de Nutrição Entérica (GENE), Enteral Feeding Team, Hospital Garcia de Orta, Almada, Portugal
Este artículo ha recibido
3858
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Reportamos el caso de un varón de 44 años de edad, residente de un asilo, bajo alimentación enteral mediante gastrostomía endoscópica percutánea (PEG), desde que sufrió una embolia 2 años antes. De manera accidental se extrajo su sonda de alimentación. Para prevenir el cierre de la gastrostomía, le fue colocado de inmediato una sonda de Foley. Después de varias horas, presentó vómito. Al día siguiente, se llevó a cabo una endoscopia después de haber administrado azul de metileno mediante el catéter. Reveló que la sonda de Foley había atravesado el antro gástrico (fig. 1) con el globo migrando al duodeno (fig. 2) causando obstruccion parcial (fig. 3).

Figura 1.

Sonda de Foley progresando por el antro.

(0,07MB).
Figura 2.

Sonda cruse el piloro migrando al duodeno.

(0,07MB).
Figura 3.

Obstrucción parcial del duodeno.

(0,09MB).

El catéter fue retirado, se introdujo una sonda de PEG, 20F de Bard®, resolviendo así la obstrucción. En casos de extracción accidental de sondas de PEG, con el objeto de evitar que la gastrostomía se cierre, con frecuencia se utilizan sondas de Foley, ya que son fáciles de pasar mediante la gastrostomía y se encuentran disponibles en la mayoría de las instituciones de salud. Sin embargo, no cuentan con un borde externo y la peristalsis podría arrastrar el globo al duodeno originando obstrucción pilórica. En lugar de proceder con la inserción de una sonda de Foley, se debe referir rápidamente a los pacientes a algún centro hospitalario durante las primeras 24h, para poder colocar una sonda de PEG adecuada. Si la remisión temprana resulta imposible, el balón de Foley deberá ser inflado de forma mínima, para prevenir la migración al duodeno y la obstrucción pilórica (figs. 1-3).

Financiación

No se recibió ningún apoyo económico con relación a este artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existe ningún conflicto de intereses.

Copyright © 2014. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.