Información de la revista
Vol. 88. Núm. 4.
Páginas 436-439 (Octubre - Diciembre 2023)
Visitas
1306
Vol. 88. Núm. 4.
Páginas 436-439 (Octubre - Diciembre 2023)
Carta científica
Acceso a texto completo
Trasplante hepático de un donador con infección por Acinetobacter baumannii multidrogorresistente. ¿Representa un riesgo?
Liver transplantation from a donor with multidrug-resistant Acinetobacter baumannii infection. Is it a risk?
Visitas
1306
C.J. García-Carreraa, F.E. Rivera-Lopeza, B. Papacristofilou-Riebelinga, O.A. Fernández-Garcíab, I. García-Juáreza,
Autor para correspondencia
drinter77@gmail.com

Autor para correspondencia. Av. Vasco de Quiroga #15. Col. Belisario Domínguez Sector XVI. C.P. 14080. Tlalpan, Ciudad de México. Tel.: +52 55-5487-0900 ext. 5051.
a Departamento de Gastroenterología. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México
b Departamento de Infectología. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Ciudad de México, México
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Reportes de casos de trasplante de órgano sólido provenientes de donadores con Acinetobacter baumannii
Texto completo

El trasplante hepático ortotópico (THO) es el tratamiento de elección para pacientes con enfermedad hepática terminal, insuficiencia hepática aguda, carcinoma hepatocelular y otras enfermedades hepáticas1.

Sin embargo, la tasa de mortalidad en la lista de espera para trasplante hepático ha aumentado debido a la alta demanda y escasez de órganos en todo el mundo y en México2. Para solucionar este problema se han realizado esfuerzos para ampliar el pool de potenciales donadores, incluyendo algunos considerados de «alto riesgo» o marginales. Un ejemplo son los donantes con hemocultivos positivos, cuyos órganos pueden ser trasplantados con seguridad, excepto aquellos con sepsis y falla multiorgánica al momento de la procuración3.

A continuación se presenta el caso de un receptor de THO, cuyo donante tuvo bacteriemia confirmada por Acinetobacter baumannii (A. baumannii) multiresistente (MDR, del inglés multidrug-resistant).

Hombre de 66 años inició su padecimiento actual en el año 2016 con ataque al estado general, sangrado variceal, ascitis y encefalopatía hepática grado II. Se integró el diagnóstico de cirrosis hepática por la enfermedad grasa asociada a la disfunción metabólica (MAFLD, por sus siglas en inglés) tras descartar otras etiologías. Dos años después del inicio de su enfermedad, el paciente desarrolló tres lesiones menores de 4 cm compatibles con carcinoma hepatocelular, recibió tres sesiones de tratamiento locorregional con embolización transarterial sin complicaciones, seis meses después del último tratamiento el paciente se mantuvo en criterios de Milán, se evaluó para trasplante hepático sin contraindicación. Ingresó a la lista de espera en el 2019.

Después de tres años de seguimiento en lista de espera, sin recurrencia del carcinoma hepatocelular, se ofertó un órgano de una donadora de 56 años, solo con sobrepeso como comorbilidad, compatible con el mismo grupo sanguíneo. La donadora falleció de una enfermedad cerebrovascular hemorrágica que la mantenía en terapia intensiva, dos días previos a la muerte cerebral presentó fiebre y en sus hemocultivos desarrolló A. baumannii MDR únicamente sensible a tigeciclina. Se inició tratamiento con este agente y se retiró el catéter venoso central aproximadamente 36 horas antes de la procuración.

Tras una breve evaluación pretrasplante de la donadora con estudios de laboratorio y un hígado macroscópicamente normal, se comentaron los riesgos al receptor acerca de los hemocultivos, mismos que aceptó. Se llevó a cabo el trasplante en mayo del 2022, como medidas preventivas se repitieron los hemocultivos en la donadora el día de la procuración, y se tomaron hemocultivos de forma basal en el receptor, los cuales resultaron negativos. Se indicó profilaxis antimicrobiana con tigeciclina por siete días. La evolución del trasplante fue excelente y durante su estancia hospitalaria no desarrolló fiebre, ni datos de respuesta inflamatoria sistémica, asimismo, no hubo necesidad de modificar el esquema de inmunosupresión tradicional. El paciente se dio de alta a los ocho días del procedimiento, actualmente con 10 meses de seguimiento sin complicaciones.

Aunque el trasplante de órganos se considera un procedimiento que salva vidas, no está exento de riesgos. Uno de los objetivos de los programas de trasplante hepático es minimizar el riesgo de la transmisión de enfermedades no anticipadas entre donadores y receptores, con el fin de disminuir la morbimortalidad postrasplante, la cual se ha reportado de hasta 22%4.

Una variedad de patógenos, como virus, bacterias, hongos, micobacterias y parásitos, pueden ser transmitidos por el donante. Una revisión de la literatura mostró que la definición de órganos infectados debidas al donante varía de acuerdo con el centro, lo cual explica el amplio rango de los casos de infección que va de 2.2 a 23%. A pesar de estas diferencias, las series han encontrado que la transmisión de infecciones bacterianas de donador a receptor no es común y alcanza hasta 6.2%5.

En nuestro caso reportado el órgano provenía de una donadora que se documentó con bacteriemia por A. baumannii MDR, el receptor presentó una excelente evolución postrasplante, sin complicaciones infecciosas, manteniendo el tratamiento antibiótico, durante siete días.

Hasta la fecha en la literatura se han reportado múltiples casos de trasplante de órgano sólido de donadores con hemocultivos positivos en los cuales la sobrevida es igual que en órganos no infectados (tabla 1).

Tabla 1.

Reportes de casos de trasplante de órgano sólido provenientes de donadores con Acinetobacter baumannii

Autor  Año  Órgano(s) trasplantados  Curso clínico  Manejo  Desenlace 
Cohen et al.8  2006  4 riñones1 hígado3 pulmones2 corazonesProvenientes de donadores con choque séptico por A.baumannii.  Un recipiente de trasplante renal tuvo rechazo agudo que respondió al tratamiento.Ningún paciente tuvo cultivos positivos A.baumannii.  Meropenem  Excepto por un trasplante cardiaco (que falleció por falla primaria del injerto), todos seguían vivos a los 60 días postrasplante 
Martins et al.9  2012  Pulmón  Neumonía con cultivos positivos para A.baumannii en múltiples ocasiones.Requirió aminas, ventilación invasiva y presentó falla renal.  Amikacina y polimixina B, así como, reducción de inmunosupresión  Falleció al día 61 del postrasplante 
Sözen et al.5  2008  Hígado y 2 riñones en diferentes receptores  Ninguno en los tres receptores  Teicoplanina, netromicina y sulbactam/cefoperazona  Sin aislamiento en cultivos en los tres receptores. 
    Hígado y 2 riñones (diferentes receptores)  No especificado  Antibioticoterapia empírica  Los cultivos de los 3 receptores fueron negativos. 
Bardossy et al.10  2020  Pulmón  Sin manifestaciones clínicas y/o infección. Al día 12 cultivo de lavado alveolar positivo para A.baumanniiTigeciclina IV por 19 días y colistina por 45 días  Injerto colonizado por A.baumannii hasta 6 meses postrasplante, pero sin alteraciones en la función 
    Hígado y 2 riñones (diferentes receptores)  No especificado  Antibioticoterapia empírica  Los cultivos de los 3 receptores fueron negativos 

No obstante, Tong et al.6 reportaron una cohorte de trasplantados hepáticos, con 82 pacientes infectados, de los cuales 12 (14.6%) fueron infecciones derivadas del donante, entre los cuales cinco se infectaron con A. baumannii, y de estos, tres fallecieron. Mularoni et al.7 reportan una serie donde cuatro de 14 receptores de órganos provenientes de donadores infectados/colonizados por bacilos gramnegativos resistentes presentaron trasmisión de estos agentes. Estos cuatro receptores no habían recibido tratamiento con actividad contra el aislamiento en el donador. Por otro lado, el resto de los receptores recibió al menos siete días de tratamiento adecuado en el periodo postrasplante inmediato.

En un contexto en el que la cantidad de donadores de órganos es limitada, es importante aprovechar cualquier oportunidad que implique obtener un injerto para un paciente de la lista de espera, como puede ser un donador infectado. La presencia de infecciones bacterianas en el potencial donador no descarta la donación hepática. Se debe iniciar tratamiento efectivo en el donador y controlar los posibles focos infecciosos (recambio de catéteres venosos centrales, líneas arteriales, etc.). Se debe establecer comunicación con el equipo de procuración con la finalidad de administrar tratamiento antimicrobiano efectivo en el receptor.

Financiación

No se recibió patrocinio de ningún tipo para llevar a cabo este artículo.

Consideraciones éticas

La presente carta científica cumple rigurosamente con las consideraciones éticas requeridas por la investigación bioética y obtuvo la debida autorización del comité de ética correspondiente. Cabe destacar que, para la protección de la privacidad del paciente, no se obtuvo el consentimiento informado al no incluir información personal que permita su identificación en el contenido del artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Referencias
[1]
Q.F. Ye, W. Zhou, Q.Q. Wan.
Donor-derived infections among Chinese donation after cardiac death liver recipients.
World J Gastroenterol, 23 (2017), pp. 5809-5816
[2]
J. Aguirre-Valadez, A. Torre, M. Vilatobá, et al.
Indicaciones de trasplante hepático [Indications for liver transplant].
Rev Invest Clin., 66 (2014), pp. 534-546
[3]
C. González-Segura, M. Pascual, L. García Huete, et al.
Donors with positive blood culture: could they transmit infections to the recipients?.
Transplant Proc, 37 (2005), pp. 3664-3666
[4]
M. Green, S. Covington, S. Taranto, et al.
Donor-derived transmission events in 2013: a report of the Organ Procurement Transplant Network Ad Hoc Disease Transmission Advisory Committee.
Transplantation., 99 (2015), pp. 282-287
[5]
H. Sözen, K. Fidan, A. Mahli, et al.
Successful solid organ transplantation from septicemic cadaveric donors: case report.
Transplant Proc., 40 (2008), pp. 299-301
[6]
L. Tong, X.G. Hu, F. Huang, et al.
Clinical impacts and outcomes with possible donor-derived infection in infected donor liver transplantation: A single-center retrospective study in China.
J Infect Dis, 221 (2020 Mar 16), pp. S164-S173
[7]
A. Mularoni, A. Bertani, G. Vizzini, et al.
Outcome of Transplantation Using Organs From Donors Infected or Colonized With Carbapenem-Resistant Gram-Negative Bacteria.
Am J Transplant., 15 (2015), pp. 2674-2682
[8]
J. Cohen, R. Michowiz, T. Ashkenazi, et al.
Successful organ transplantation from donors with Acinetobacter baumannii septic shock.
Transplantation., 81 (2006), pp. 853-855
[9]
N. Martins, I.S. Martins, W.V. de Freitas, et al.
Severe infection in a lung transplant recipient caused by donor-transmitted carbapenem-resistant Acinetobacter baumannii.
Transpl Infect Dis., 14 (2012), pp. 316-320
[10]
A.C. Bardossy, E.A. Snavely, E. Nazarian, et al.
Donor-derived transmission through lung transplantation of carbapenem-resistant Acinetobacter baumannii producing the OXA-23 carbapenemase during an ongoing healthcare facility outbreak.
Transpl Infect Dis., 22 (2020), pp. e13256
Copyright © 2023. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México
Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.