Información de la revista
Vol. 87. Núm. 1.
Páginas 122-124 (Enero - Marzo 2022)
Visitas
3140
Vol. 87. Núm. 1.
Páginas 122-124 (Enero - Marzo 2022)
CARTA CIENTÍFICA
Open Access
Un caso inusual de obstrucción intestinal más allá de íleon proximal debido a migración interna de una gastrostomía endoscópica percutánea
An unusual case of intestinal obstruction beyond the proximal ileum due to the internal bumper of a percutaneous endoscopic gastrostomy
Visitas
3140
S. Moragón-Ledesmaa, A.A. Gurjián-Arenaa, F. Díaz-Fontenlab, F. Galeano-Vallea,c,d, P. Demelo-Rodrígueza,c,d,
Autor para correspondencia
pbdemelo@hotmail.com

Autor para correspondencia.
a Servicio de Medicina Interna, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
b Sección de Gastroenterología, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
c Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón, Madrid, España
d Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España
Este artículo ha recibido

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

La gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) es una técnica popular, utilizada para colocar endoscópicamente una sonda flexible en el estómago para la administración de alimentos. El objetivo de la GEP es mantener la alimentación y el suministro de medicamentos en pacientes que no pueden utilizar la vía oral1-3. Es un procedimiento simple, con baja incidencia de complicaciones. Cuando las complicaciones aparecen, el cuadro clínico suele ser atípico, por lo que es necesaria una adecuada sospecha clínica para su diagnóstico1-4. Además, el cuidado óptimo del dispositivo puede prevenir el desarrollo de complicaciones dañinas asociadas4.

Se presenta el caso de un hombre de 74 años con antecedentes de hemofilia A. Un mes antes, el paciente recibió atención médica por traumatismo occipital y en una tomografía computarizada (TC) se identificó una fractura parietal/temporal, sin signos de sangrado intracraneal. Un mes después, acudió al servicio de urgencias de otro centro hospitalario debido a una disminución aguda de su estado de alerta. El examen físico reveló desviación de ojos y cabeza hacia la derecha, hemianopsia homónima izquierda, parálisis muscular facial izquierda y hemiplejía izquierda. La TC de cerebro mostró hemorragia intraparenquimal en los lóbulos frontal y temporal, con desviación de la línea media. El paciente fue transferido a la unidad de cuidados intensivos después de una craneotomía descompresiva parietal derecha. Se consideró necesaria la inserción de una sonda GEP para fines alimenticios y de administración de medicamentos. Tras una prolongada estancia hospitalaria (2 meses), el paciente recuperó un nivel adecuado del estado de alerta. Se intentó quitar la sonda GEP por tracción externa, sin éxito tras varios intentos. Aunque la recomendación para casos de imposibilidad de extracción por tracción es quitarlo de forma endoscópica, se decidió seccionar la sonda GEP con tijeras y se informó al paciente de que la sonda sería expulsada del cuerpo por medio de evacuaciones. Fue dado de alta.

Seis meses después, el paciente llegó a nuestro departamento de urgencias debido a dolor abdominal generalizado, vómito fecaloide y fiebre con progresión de 3 días. El paciente también describió episodios previos de dolor abdominal tipo cólico en varias regiones, durante los 5 meses anteriores. La TC abdominal reveló inflamación regional y ectasia de íleon proximal debido a la impactación de un cuerpo extraño redondo de 2cm de diámetro en el íleon terminal (fig. 1). No hubo signos de abscesos ni de perforación intestinal. Debido a que la remoción endoscópica de una pieza interna de la sonda GEP no fue factible, el paciente fue transferido al quirófano y se realizó una laparotomía. Un cuerpo extraño, congruente con la migración interna de una pieza interna de la sonda GEP, fue retirado del íleon terminal (fig. 2) por medio de enterotomía. Tras recuperar la peristalsis intestinal y la tolerancia oral, el paciente fue dado de alta.

Figura 1.

A) Tomografía computarizada (TC) que muestra inflamación regional y ectasia de íleon proximal debido a impactación de cuerpo extraño redondo de 2cm de diámetro en el íleon terminal. B) una imagen de reconstrucción con TC 3D que muestra un cuerpo extraño redondo, de 2cm de diámetro, en el íleon terminal.

(0,09MB).
Figura 2.

Fotografía de un cuerpo extraño redondo, de 2cm de diámetro, correspondiente a la migración interna de una sonda de gastrostomía endoscópica percutánea.

(0,07MB).

La GEP es un procedimiento simple y costo-efectivo, tiene una tasa de mortalidad baja y asegura la administración de alimentos y medicamentos. La GEP se ha vuelto cada vez más popular, especialmente en el manejo de pacientes tras derrame cerebral2. A consecuencia de su creciente uso, se ha dado también un incremento en las complicaciones asociadas1-3. La migración interna de la GEP es una complicación poco frecuente, con pocos casos descritos en la literatura científica. La peristalsis intestinal puede movilizar la migración ante la ausencia o disfunción del soporte externo, lo que resulta en úlceras o incluso en perforaciones2,3. Las características clínicas son inespecíficas y los pacientes buscan atención médica en servicios de urgencias cuando ocurre la obstrucción mecánica, a pesar de que el dolor abdominal y el vómito son síntomas que se presentan frecuentemente, incluso meses antes del episodio agudo1-6.

El examen físico y las exploraciones complementarias entre episodios pueden aparecer normales, lo cual hace que la sospecha diagnóstica precisa sea crucial. Existen casos en la literatura que describen fuga gástrica y obstrucción duodenal como complicaciones debidas a una sonda de gastrostomía desplazada5,6, al igual que pancreatitis debida a la obstrucción de la ámpula de Vater7. Sin embargo, hasta donde sabemos, este es el primer reporte de un caso de una migración interna más allá del íleon proximal1. El manejo adecuado de la GEP resolverá la mayoría de dicho tipo de complicaciones, pero es más probable que los desplazamientos distales requieran manejo quirúrgico.

Los beneficios potenciales del control endoscópico al extraer la sonda GEP han sido propuestos4. Sin embargo, el cuidado diario y la manipulación óptima parecen ser los mejores métodos para evitar complicaciones1,3. Con la finalidad de evitar complicaciones, se recomienda obtener toda la información sobre las características de la GEP y registrar la cronología de su manipulación. La sospecha temprana y el diagnóstico evitarán los desplazamientos distales y, en consecuencia, incrementarán la probabilidad de un manejo endoscópico exitoso.

En conclusión, la GEP se ha convertido en una técnica de rutina con beneficios potenciales, pero no está libre de riesgos. Presentamos aquí un reporte de caso único de oclusión de intestino delgado distal debido a migración interna de una GEP. Los médicos deben conocer las complicaciones yatrogénicas potenciales de los dispositivos GEP para optimizar el cuidado de los pacientes.

Responsabilidades éticas

Se solicitó el consentimiento informado del paciente para participar en la investigación descrita. El trabajo cumple con las regulaciones de investigación bioética. Los autores declaran que el presente artículo no contiene información personal que pueda identificar al paciente.

Financiación

No existió financiamiento relacionado con el presente artículo.

Autoría/colaboración

SML, AAGA y LSR obtuvieron los datos y escribieron el manuscrito. PDR, FGV y FDF revisaron y aprobaron el manuscrito. Todos los autores aprobaron el borrador final para entrega. PDR es el garante del artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existe conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
M. Fahad, N.B. Sher, P. Bhavin, et al.
Unusual complication of a percutaneous gastrostomy tube.
J Community Hosp Intern Med Perspect., 9 (2019), pp. 325-326
[2]
J. Shah, T. Sunkara, K.S. Yarlagadda, et al.
Gastric outlet and duodenal obstruction as a complication of migrated gastrostomy tube: Report of two cases and literature review.
Gastroenterology Res., 11 (2018), pp. 71-74
[3]
M. Gravito-Soares, E. Gravito-Soares, N. Almeida, et al.
Distal migration of percutaneous endoscopic gastrostomy tube causing gastric outlet obstruction.
J Food Nutri Disorders., 6 (2017), pp. 4
[4]
F. Bert, S. Rossol.
Rare cause of recurrent subileus.
Dtsch Med Wochenschr., 140 (2015), pp. 670-672
[5]
R. Barosa, C. Santos, J. Fonseca.
Gastric outlet obstruction: An unusual adverse event of percutaneous endoscopic gastrostomy.
Rev Esp Enferm Dig., 108 (2016), pp. 53-54
[6]
J. Fonseca, G. Nunes, M. Patita, et al.
Catheter traction and gastric outlet obstruction: A repeated complication of using a Foley catheter for gastrostomy tube replacement.
Nutr Hosp., 34 (2017), pp. 499-501
[7]
A. Hawatmeh, A. Alkhateeb, A.A. Arqoub, et al.
Gastrostomy tube migration complicated with acute pancreatitis: Two case reports with review of literature.
Int J Crit Illn Inj Sci., 6 (2016), pp. 48-50
Copyright © 2021. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México
Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.